• (57) (7) 6437048 - 6434731 - 6470810
  • contacto@cekura.com.co

CUIDA TU PIEL DURANTE LA SEMANA SANTA

Cuando de enfermedades de la  piel se trata la prevención siempre será la principal  y mejor alternativa para evitar problemas dermatológicos, sobre todo cuando se deben a   efectos generados por la exposición solar.

Sin embargo es frecuente que durante la temporada de vacaciones olvidemos protegernos y por el contrario decidamos sobre exponernos a tal punto de causar  quemaduras  o eritemas en la piel (respuesta inflamatoria al daño causado por la exposición solar)

¿Cuáles son los efectos negativos de exponerte al sol sin ningún cuidado?

El primer efecto provocado por  exponerte al sol sin los cuidados necesarios es el cambio de pigmentación o bronceado, conocido medicamente como melanogénesis, este bronceado cuando se da sin protección o con muy poco cuidado puede generar quemaduras en primer grado, que a futuro traerán efectos nocivos como el fotoenenvejecimiento y la fotocarcinogénesis.

Fotoenvejecimento

La exposición a la radiación ultravioleta causa envejecimiento prematuro en la piel, se caracteriza por la aparición de arrugas profundas, alteraciones de pigmentación, pérdida de elasticidad, pequeñas venitas, arañas vasculares entre otros.

Fotocarcinogénesis

La consecuencia más grave de no cuidar nuestra piel es el cáncer, qué en la piel se clasifica en diferentes tipos cómo lo son el melanoma, el carcinoma espinocelular y el basocelular.

¿Cómo cuidar la piel? Prevenir es mejor que curar

Si ya sabes que vas a viajar y tomarás el sol con frecuencia, antes de pensar en tu outfit, es importante que pienses en tener a la mano sombrero, gafas de sol que absorban la radiación ultravioleta, bloqueador que tenga un FPS (factor de protección solar) de 30 o superior, proteja tanto contra los rayos UVA como contra los rayos UVB.

Una vez te encuentres en el lugar que decidas para vacacionar y disfrutar,  ten en cuenta las siguientes recomendaciones, para que tus días al sol  no tengan ningún efecto adverso en tu piel.

1.  Extrema las medidas en zonas donde la reflexión solar es mayor (playa o  nieve). Bebe abundante agua para compensar la pérdida de líquido por el sudor.

2. Cuida tu  rostro, cuello, nuca y orejas, protegiéndolos muy bien, así podrás evitar arrugas, manchas, enrojecimiento y pecas. La exposición directa envejece prematuramente, así que usa sombrero, gafas y bloqueador.

3. Utiliza diariamente protector solar en lo posible 20 minutos antes de exponerte al sol, si eres de piel muy blanca el factor de protección debe ser mayor a 50, es importante que lo apliques de nuevo cada 40 minutos

4.  Entre las 10: 00 a.m. y hasta las 4:00 de la tarde el  efecto de la luz ultravioleta  es más dañino, evita exponerte en estos horarios.

5. Cuida tus  ojos usando gafas de sol, que protejan de los rayos UVA y UVB.

6. Si tienes pequeños cuídalos con mayor rigurosidad, protégelos con gorras, sombreros, gafas y suéteres largos.

7.  Aunque no haya sol, protégete de la luz de los rayos ultravioleta

8.  Antes de tomar el sol, cuida tu cabello aplicando abundante tratamiento para protegerlo del agua de mar y químicos de las piscinas.  

10. El consumo de productos con sustancias antioxidantes beneficioso para la piel, por esta razón unos días antes, durante y después de tus vacaciones aumenta la ingesta de vegetales verdes, pescados y frutas como las moras, fresas, uvas, frambuesas y arándanos

11. De  igual forma, disminuye la ingesta de azúcar y sal,  así tendrás menos retención de líquidos, disminuyendo la hinchazón y la  apariencia de cansancio

12. En caso de presentar una quemadura o enrojecimiento, baja la temperatura con un paño de agua tibia para que la piel se recupere, aplica crema hidratante 3 veces al día y no se exponga nuevamente a los rayos del sol. 

Participe y comente esta publicación

imagen un solo asesor
Atención al cliente